Pasaporte a la muerte…

Mientras el Moche Rip Curl en Portugal siguen en hold por el inmenso oleaje … el tema de las olas grandes regresa a mi mente con la siguiente inquietud  ¿Que tan peligroso es el surf?

Si el surf es un deporte tan peligroso,  ¿Por qué no hay tantos surfistas muriéndose?

Recuerdo aquella vez que lleve mi primera tabla de surf a la casa. El rostro de mi madre era de terror y todavía recuerdo lo que le decía a mi padre: “Este niño está loco! No sabe ni nadar bien! Se va a matar! Esa tabla es un “PASAPORTE A LA MUERTE”.

A los 15 años tenía un sobrepeso de 20 libras, una miopía aguada y un asma que no me dejaba correr más de 5 metros sin cansarme… Gracias a Dios no le hice caso a mi madre cuando me dijo que devuelva esa tabla. Doce años después mientras nado desesperadamente hacia el bote que estaba tomado fotos en un reef en algún lugar de Indonesia empiezo a pensar que tal vez debí haber escuchado las sabias palabras de mi madre.

Un cerrón me rompió el cordón de mi tabla dejándome en el peor spot posible y tuve que aguantar un set de 3 olas de entre 6 y 8 pies… en mi cabeza… no sé cómo pero logre nadar y salir del ahí hasta el bote que estaba a unos 100 metros de ahí. Si el set hubiera tenido una ola más no creo que la hacía. Una vez ya en el bote un poco en shock mientras veía esos monstruos reventando sobre el reef me pregunto… por que no me morí… por que surfistas que surfean olas 5 veces mas grandes y más peligrosas no se mueren. Y así empezó mi artículo.

Evan Slater con un drop masivo en Mavericks

En una entrevista para The Surfers Journal en 2011, Evan Slater, Uno de los mejores surfistas de olas grandes en el mundo comento: “Se habla mucho de muerte en el surf, pero la verdad es que hay más posibilidades de que mueras cruzando la calle”. Y es que estadísticamente hablando, las muertes surfeando son poco comunes. Hay más muertes en accidentes de pesca que surfeando. Según estudios de la guardia costera estadounidense el deporte acuático más peligroso es la pesca con caña con proximadamente 200 muertos al año. Y si queremos incluir deportes terrestres el surf sigue siendo menos mortal que deportes como el atletismo, la y gimnasia y… el cheerleading…. Dato muy curioso.

Greg Long en Peahi

 

Pero como CUIDADO. Como dijo Greg Long (Ganador en varias ocasiones del Billabong XXL) “El hecho de que los números de muertes sean bajos no significa que no te vas a morir si te caes de una ola gigante”. Greg acotó que el numero bajo de muertes se debe bastante a la preparación física y mental de los surfistas y a factores externos como las motos de agua de rescate y los fotógrafos que están constantemente monitoreando a los surfistas. “No es solo un surfista… detrás de esa ola hay todo un equipo haciendo todo esto posible”.

A pesar de toda la tecnología y el apoyo humano no debemos olvidar que no podemos pelear contra la madre naturalezas. Solo basta una ola fuerte, un golpe en la cabeza o un simple descuido para perder la vida. No olvidemos a grandes surfistas como Mark Foo, Malik Joyeux, Todd Chesser y a Jay Moriarity. A quien sin importar toda su preparación el mar simplemente se los llevo.
Conforme progresa el surf vamos a ver a surfistas correr olas más grandes y más peligrosas. Con esto tal vez incremente el número de muertos en el agua. Pero esto no debe alejarnos del agua sino hacernos entender que debemos conocer nuestros límites y mantenernos en forma tanto física como mentalmente para poder afrontar nuevos retos y nuevas olas

Nuestra peor pesadilla…

Los dejo con esta frase de Evan Slater. “El surf es parte de nuestra identidad. Simplemente porque algunos surfistas mueran no podemos cambiar quienes somos… si decides dejar el surf por eso… tal vez el surf no es lo tuyo”.

Aloha,

Pepe Cabezas

Show Buttons
Hide Buttons