Analizando la wavegarden por un surfista común

Quizás seria una buena idea contarte quien soy yo para brindar un poco de perspectiva a este articulo. Soy el surfista común de habilidades muy básicas. Pienso que mi surf es mucho mejor de lo que en realidad es (verme surfeando en video después de una “buena” sesión es una tortura).

Purista por naturaleza, creo que el surfing esta creciendo de manera insostenible. No soy fan de la WSL (irónicamente reportaba el CT para este medio). Odio cuando mi playa local se llena con mas de 5 personas (a pesar de no ser local). Creo que las piscinas de olas son un atentado al medio ambiente y un desperdicio de agua (mientras viajo en un 737 despilfarrando querosen, con mis tabla de poliuretano y me traje de neopreno). Como todo buen surfista el egoísmo y la hipocresía son mis mas grandes “virtudes”.

Los 40 se sienten cada vez mas cerca… Mis mejores años están quedando atrás y a estas alturas solo me queda ser sincero. Espero haberte sacado una sonrisa al darte cuenta que como yo somos una rara especie de seres humanos obsesionados con desperdiciar nuestras vidas por el inútil arte de remar en contra  del océano por horas por 5 segundos de gloria. 5 segundos que valen la pena dejar atrás trabajo, parejas, amigos y fiestas. 5 segundos por los que que vale la pena vivir amargados cada vez que nos perdemos un oleaje. 5 segundos que valen la pena vivir en ansiedad en espera de el próximo oleaje.

Espero que al sentirte identificado haberte sacado nuevamente una sonrisa. Y si no lo hice y piensas que solo soy un surfista viejo y amargado que no representa lo que tu sientes… no te culpo si desear cerrar esta pestaña.

Lo que si te prometo es hacer una critica imparcial de mi experiencia en la piscina de olas. Para poder hacer esto realidad dejé al surfista amargado que vive en mi encerrado en casa mientras bajo las escaleras del avión después de aterrizar en Melbourne. Después de año y medio sin viajar producto de esta pandemia… el pequeño vuelo de 2 horas y cuarto (Gold Coast a Melbourne) se sienten como una eternidad, dormir con mascarilla es imposible y la falta de contacto humano junto al metro y medio de distancia dejan un sentimiento de soledad tremendo. Pero que linda es la sensación de volver a hacer un surf trip.

Es curioso como extrañaba las pequeñas cosas que odiaba de estos viajes. Empacar las tablas, arrastrar los boardbags por todo el aeropuerto, pagar sobrepeso de equipaje y rezar para que las tablas no lleguen partidas por la mitad son hoy la razón de mi felicidad.    

Urbnsurf usa tecnología Wavegarden y esta ubicada en Melbourne. Para los que no conocen, es una gran ciudad cosmopolita estilo europea, llena de rascacielos, fría y lejos de las soleadas playas de aguas cristalinas que te vienen a la mente cuando piensas en Australia. Localizada a 5 minutos del aeropuerto y frente a un pequeño hotel. Es el lugar perfecto para una escapada de fin de semana sin tener que adentrarte a la grande y saturada Melboune.

Al llegar al Urbnsurf te registras a la entrada, la atención es excelente y en unos minutos te entregan un banda elástica que te colocas en la muñeca para escanear antes de cada sesión. Sin importar cuantas veces hayas visto este lugar en Youtube… La primea impresión de este lugar es increíble. Es una playa de tamaño real en medio de aviones, hangares y bodegas… Mucho mas grade de lo que te imaginabas.

Como todo Wavegarden, consta de 4 modalidades: principiante, intermedio, avanzado y experto. Las sesiones cuestan 79 dólares australianos (con excepción de la modalidad experta que cuesta 129) duran 1 hora, debes escoger si quieres correr izquierda o derecha (no puedes cambiarte durante la sesión) y te garantizan mínimo 10 olas por sesión. Con un presupuesto y estado físico limitado corrí solo 3 de las 4 modalidades. Aquí un resumen:

Experto

Para mi desgracia esta es una de las primeras sesiones disponibles ya que se aprovechan los vientos ligeros de la mañana. A pesar de ser una ola artificial, no esta protegida por el viento y este puede afectar su forma. En este día el viento estaba offshore, ideal para esta modalidad.

Esta ola es un pequeño slab. La profundidad del la piscina empieza de 20 metros y en cuestión de segundos llega a 1 metro de profundidad, simulando un gran oleaje rompiendo en un arrecife. Este slab perfecto es un micro Teahupoo de 4 pies. Urbnsurf ofrece alquiler de cascos gratis para esta modalidad. Mas una vez toque el fondo y vi algunas tablas rotas. Fue ahí cuando me di cuenta que esta “pequeña” ola de piscina no es tan inofensiva como parece. Esta sesión fue un gran ejercicio de humildad. Me di duro contra el piso pero también tuve la mayor cantidad de tubos en mi vida en menos de una hora.

foto: @surfchimp.melb

Tip: Las 3 primeras olas son las mas limpias y remar rápido puede ser una gran ventaja. Si eres un surfista promedio como yo te recomiendo correr esta ola en tu forehand. El backhand es muy complicado y no vas disfrutarlo tanto.

Si pudiera repetir la experiencia, no hubiera empezado con el nivel experto ya que es difícil disfrutar de los siguientes niveles después de alcanzar el pináculo de tu día tan temprano.

foto: @surfchimp.melb

Avanzado

 Esta modalidad esta dividida en 2 partes. La primera mitad es maniobras y la segunda es tubos. La ola varia de 3 a 4 pies y en esta modalidad tuve 2 sesiones, izquierda y derecha.

La izquierda

El viento estaba offshore lo cual era ideal para tubos pero hizo difícil la sesión de maniobras. El viento te empuja fuera de la ola y hace la pared gorda y débil en algunas secciones. El buen surfista puede surfear cualquier tabla pero para el resto de mortales les recomiendo tener una tabla con mas volumen de lo normal. El agua con cloro tiene menos flotabilidad que el agua del océano por la carencia de sal.

Foto: @lozegan

En este viaje solo lleve una tabla step up, una DHD Sweet Spot2.0 que normalmente llevo a Indonesia. El volumen extra fue excelente para remar las olas y funcionó muy bien en las secciones tubulares. En las secciones de maniobras sentí la tabla muy lenta (la cola es round pin) y pesada al empujar la cola en cada maniobra.

Foto: @lozegan

Tip: SI pudiera repetir esta sesión usaría una tabla mas corta pero gruesa. Una epoxy con cola fish y rocker bajo seria mi primera opción. Tal vez una Twin fin si surfeas este tipo de tablas normalmente.

La derecha

A pesar de ser regular, surfear en mi forehand en la modalidad de maniobras fue muy difícil. Al igual que en la izquierda, una tabla corta hubiera hecho la diferencia. Por motivos de reservaciones del lugar, esta sesión la tuve que hacer en la noche. A pesar del frio y los fuertes vientos offshore, surfear a la luz de los reflectores fue una experiencia inolvidable.

La modalidad tubular estuvo mejor. El viento hizo los tubos un poco espumosos pero fueron fácil de navegar. La mejor forma de terminar tu noche!

Intermedia

 Por cuestiones de tiempo esta ola solo la corrí de izquierda. La ola intermedia no tiene secciones tubulares pero es larga. Dependiendo de que tan rápido seas puedes hacer de 3 a 4 maniobras. La ola es mas pequeña que la avanzada pero son 3 pies solidos. Muy divertida! El equivalente a tu beach break local cuando se pone bueno.

Como en mis sesiones posteriores, la tabla que tenia no era ideal pero logre realizar un par de maniobras (no muy buenas…) en cada ola.

foto: @lozegan

* No corrí la modalidad principiante pero se veía muy divertida para tablas largas y alternativas. Ideal para llevar a hijos, hijas, esposos, esposas que estén aprendiendo. La mejor manera de disfrazar un surf trip de “viaje familiar”.

Veredicto final

Empecé esta aventura de manera muy pesimista pero mi mentalidad cambió (un poco) con el pasar de las sesiones. La piscina nunca igualara al océano pero es una excelente opción para escapar de la rutina y del crowd de tu playa local.

La ola, especialmente en modo experto, es mas poderosa de lo que te imaginas. Te recomiendo estar en buen estado físico porque aunque no lo creas hay que remar bastante. Si bien hay un canal que crea una resaca para llegar a la ola, vas a tener que remar bastante para llegar a ese canal cuando las olas empiezan a reventar y el agua se empieza a mover.  Mas de una vez tuve que comerme algunas cucharadas de “humildad” en esta ola. Pero la cantidad de tubos y olas que agarre por sesión pagaron el viaje.

La abundancia de olas y el orden en el lineup crearon un ambiente de buena vibra. Es bueno recordar de vez en cuando que los surfistas somos personas felices cuando no estamos peleando por olas o esperando el próximo oleaje.

Uno o dos días máximo. Después de un tiempo la ola se vuelve mecánica y aburrida … a 79 dólares por sesión no es es necesario hipotecar la casa para tener buenas olas. El océano siempre va a estar ahí para ti… gratis… así que cuídalo!

Espero que hayas encontrado esta critica útil. Si ya has surfeado alguna de las Wavegarden me encantaría escuchar tu experiencia en los comentarios.

Aloha, Pepe 

Show Buttons
Hide Buttons