Cinco minutos con Nacho Gundesen, flamante campeón mundial junior 2017

“Sí siempre quise escuchar el himno argentino en lo más alto del podio y sin darme cuenta, disfrutando a cada paso, lo logré” se expresa emocionado el flamante campeón mundial junior de surf.

El marplatense atleta de Vans Argentina, Ignacio Gundesen, acaba de cumplir el sueño del pibe consagrándose campeón mundial Junior de la International Surfing Association y siendo el primer argentino en conseguirlo en esta categoría. Este sueño de oro era muy difícil de cumplir porque hasta la meta había muchísimos obstáculos que sortear pero el joven marplatense se planteó derribarlos, entrenar duro y sacrificarse completamente.

Todos los años los mejores surfistas juniors (menores de 18 y 16 años) del mundo se reúnen por diez días a competir individualmente y representando a sus países en algún lugar del planeta. Este año el Mundial se desarrolló en Japón, siendo una antesala de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 donde el surf tendrá su lugar por primera vez en la historia.

En la lista de campeones figura el brasilero Gabriel Medina que en 2014 se consagró campeón del Championship Tour de la World Surf League. También se llevaron el oro surfistas de reconocida trayectoria internacional como el sudafricano Jordy Smith, el australiano Matt Wilkinson y el brasilero Filipe Toledo.

¿Alguna vez soñaste en ser campeón mundial Junior de la ISA?

Sí siempre quise escuchar el himno argentino en lo más alto del podio y sin darme cuenta, disfrutando a cada paso, lo logré.

¿Qué fue lo primero que se te vino a la cabeza cuando saliste del agua y te confirmaron que eras el campeón del mundo?

La verdad que no se me vino absolutamente nada a la cabeza, solo festejar con el equipo y que Argentina estaba en lo más alto. Me costó un poco caer que había ganado.

¿Cuál era tu expectativa antes del Mundial?

Mi expectativa era poder disfrutar de mi último mundial junior, sin presión y tranquilo. Estaba seguro que iba a ser mi mejor resultado en un mundial junior y todo fue fluyendo y fui disfrutando cada momento.

¿Cómo fue tu preparación para el Mundial?

Yo creo que la preparación para este mundial no fue dos o tres meses antes… viene de un trabajo a largo plazo que vengo haciendo, con varios entrenadores y que todos me ayudaron. Este año me decidí ir a vivir a Brasil desde principio de año y hacer algunos QS, luego estuve dos meses en Indonesia antes del torneo, si bien las olas no eran parecidas me ayudó mucho para ganar confianza.

Ya habías competido en varios Mundiales pero nunca se te dio ¿Qué hiciste distinto en Japón?

Lo disfruté, me saqué toda la presión que había tenido en los otros y solo entraba al agua a divertirme y ganar jaja. Creo que la confianza me ayudó mucho a estar tranquilo.

¿Cómo fuiste manejando los nervios a medida que ibas pasando las series?

La verdad que sentí la misma sensación en la final que en el primer heat solo entraba a disfrutar. Las ganas de ganar estaban en el corazón entonces no tenía mas nada que pensar sólo disfrutar.

Estuviste muy cerca de pasar directo a la final desde el Main Event pero caíste en repechaje y tuviste una chance más. ¿Eso te dio más fuerza?

La verdad me hubiese gustado pasar ese heat pero tenía una oportunidad más y fue un heat muy lento, pocas olas, estaba tranquilo porque había sido un error pequeño que lo iba a logar solucionar en la próxima batería. ¡Y así fue!

El equipo argentino fue una de las hinchadas más ruidosas del Mundial ¿Te resultó positivo tener a todo el equipo alentando o te generó más presión?

¿Presión? ¡Ese equipo fue lo más grande y sin ellos no hubiese ganado! Me daban energías cuando normalmente no las hay. Les pedía que gritaran más y más alto porque realmente sentía una energía pura y que las olas iban a llegar. Varios heats que iba perdiendo seguía disfrutando escuchar al equipo y todo se fue dando.

El presidente de la ISA, Fernando Aguerre, es Argentino. ¿Qué te dijo cuando cuando te vio?

Como todo argentino estaba muy feliz de ver a su bandera en lo más alto del podio siendo campeón y escuchando el himno. Me felicitó y me agradeció.

Corriste contra potencias del surfing como Australia, Brasil, Hawaii y Estados Unidos. Esto seguramente sea un empujón anímico para soñar a lo grande ¿Cuales son esos sueños?

La verdad que si que es un empujón tanto anímico como para mi carrera profesional. Sigo teniendo el mismo objetivo que desde que empecé a entrenar y no voy a parar hasta conseguirlo, entrar al Championship Tour.

¿Cómo viste el nivel de los demás surfistas?

El nivel estaba alto, la mayoría de los competidores que llegaron lejos ya tienen una historia en la competición y están peleando en los QS, igualmente sabía que podía ganar.

¿Quién fue el que más te gustó?

La verdad no se, pero los tres (Cody Young, Dylan Moffat y Noah Hill) que estaban en la final tenían todos surfings con estilos muy diferentes y todos muy buenos.

Ya hace varios años te vas el invierno a entrenar a Brasil. ¿Quién es tu entrenador? ¿Qué cosas entrenás con él?

Empecé entrenando con Rubén Muñiz en 4 Ilhas y a partir del año pasado empecé a entrenar con Kleber Cavalcanti con el que sigo entrenando ahora en Florianopolis, ahí hacemos entrenamiento intensivo 6 días a la semana con entrenamiento físico, hago Muay Thai y claro técnico en el agua.

¿Cómo hacés con los estudios?

Termine el colegio el año pasado, este año no hice facultad y espero el año que viene no hacerla jajaj Voy a empezar a hacerla a distancia.

¿Qué objetivos tenés para el año que viene?

Este año todavía no termina y hay varios campeonatos que pueden cambiar mi calendario del año que viene. Mi objetivo de este año es llegar a tener los puntos para el año que viene correr los QS 6.000 y 10.000.

Quiero agradecer a mí familia, al equipo, a toda la gente que vio desde la transmisión online, mi entrenador Kleber y toda la gente que me ayudó a lo largo de este camino que recién empieza.

La medalla de oro de Ignacio Gundesen no es una novedad para el deporte argentino. Es la cuarta medalla que la Argentina obtiene de manera individual, anteriormente fueron Santiago Muñiz (2011) y Leandro “Lele” Usuna (2014 y 2016).

Los sueños, con sacrificio y esfuerzo, se vuelven más tangibles y se materializan como le pasó al joven argentino que sigue soñando y buscará meterse en la elite del surfing internacional y competir en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Me encantaría y sería un honor estar representando a Argentina en las primeras Olimpíadas que participa el surf” remata la gran promesa del surfing argentino.

  • Show Buttons
    Hide Buttons