Cinco minutos con Jhony Corzo, campeón mundial de la ISA 2017

Con solo 18 años, Jhony Corzo hizo historia en Biarritz la semana pasada al convertirse en el primer mexicano campeón del mundo. Una medalla de oro que también le permitió al equipo mexicano lograr el bronce, y que confirmó la dominación de los latinos en el podio de los campeonatos de la ISA.

Jhony, el hombre del momento en el surfing latinoamericano, nos cuenta sobre su experiencia en Biarritz y sus próximos objetivos.

¿Cómo se siente ser el nuevo campeón mundial a los 18 años?

Primero que nada me siento super orgulloso de ser parte del equipo mexicano, representando a mi país. Y es un orgullo latinoamericano también. Estoy super agradecido con Dios, con mi familia, con mi equipo que vino conmigo a Biarritz. Es un sentimiento increíble ganar este título, lo he querido desde que era pequeño, desde que inicié a surfear.

Eres de Puerto Escondido, debes estar más acostumbrado a olas grandes. ¿Cómo te preparaste al evento?

La ola en Biarritz es un beachbreak, es una ola boba, rompe atrás y luego se deshace. Tienes que trabajarla mucho, trabajar mucho entre maniobras, trabajar mucho la ola hasta llegar a la orilla. De hecho los beach breaks con rampas de aéreos que rompen con buenos picos por todos lados son unas de mis olas favoritas.
Para prepararme he estado viajando mucho. He ido a entrenar durante meses a California y a Acapulco, que es 8h más al norte de donde yo vivo. Me ha ayudado mucho a crecer y a desarrollarme en ese tipo de olas.
El primer dia que llegamos empecé a probar todas mis tablas, unas de epoxy que flotan más. Y me empecé a acostumbrar a la ola, me empezo a gustar, y empecé a sentir un buen sentimiento del evento.

¿Y cómo te sentiste en la competición?

En el evento perdí mi primer heat, pero por suerte había un repechaje. Me sentí muy desmotivado, muy desconfiado, pero dije “bueno, voy a levantarme y seguir adelante”. Y creo que me hizo más fuerte perder en esa primera ronda.
Después logré pasar el repechaje, y entré nuevamente al main event en ronda 2, con el apoyo de mi equipo y de mi familia que me dieron todas las mejores vibras para pasar heat tras heat. Mi principal objetivo era mejorar el resultado del año pasado. Y cuando escuché que ya estaba en la final, ya solo con tener una medalla para México era algo significante en mi corazón. Era mucha alegría, algo difícil de describir. Un sentimiento que todos los surfers desean. Creo que estoy muy afortunado de poder haber sentido ese gran momento, y saber que he logrado esa victoria.

¿Qué te pareció Biarritz?

La comida es increíble, y la gente también. Todos son super amables, apoyan mucho a los mexicanos y a los latinos. Nos quieren mucho! Pienso regresar ahí en los próximos años. Fue mi primera vez en Europa, y me pareció un lugar increible. No hay basura por ejemplo, lo mantienen super limpio.

¿Cómo y dónde fueron tus primeros pasos en el surf?

Mi familia es una gran familia de surfistas en Puerto Escondido, desde mis padres, hasta mis tías y mis hermanos. A los 5 años mi papá me empezó a meter en Zicatela o en la Punta. Se ponía en la tabla detrás de mí, y yo me paraba enfrente. Y poco a poco fue un sentimiento que me empezó a gustar. También admiraba mucho a mi hermano Angelo Lozano que viajaba, competía en otros países. Quería ser como él, tener patrocinadores que me paguen y poder lograr viajar y hacer lo que más me gusta.

Empecé a competir con mis amigos en Puerto Escondido. Luego poco a poco fui ganando estatales, y después nacionales. Y a los 10 años empecé a entrar a eventos de categoría abierta, contra gente más grande que yo. Fueron experiencias increíbles que me sirvieron mucho para desarrollar mi surfing, mi forma de ser, y aprender a jugar mejor las cosas.

Agradezco a mis hermanos, que siempre me estuvieron apoyando, me dieron muy buenos consejos. Siempre viajamos todos juntos con la familia, y sin ellos no estaría donde estoy.

Eres el primer campeón mundial mexicano. ¿Cómo ves el surfing en México? ¿Hay apoyo de las federaciones y del gobierno?

Ser el primer campeón mundial mexicano es algo increíble para nuestro país. Creo que ayudará, abrirá muchas puertas para las nuevas generaciones, para toda esa gente que admira el surf y quiere lograr algo. Creo que en México tenemos el talento para lograr muchas cosas más.

Por el momento tenemos poco apoyo económico de las federaciones del gobierno. Esperemos que nos puedan apoyar mucho más en los próximos años para poder viajar y demostrar que tenemos talento en México. Que se den cuenta que somos surfistas de alto rendimiento y necesitamos su apoyo, más ahora que somos un deporte olímpico. Estoy seguro que con apoyo podríamos obtener muchas medallas más, y muchos resultados más en los siguientes años.

¿Cuales son tus próximos objetivos?

Ahora mi próximo objetivo es mantener un buen ranking, seguir representando a mi país. Y traer más medallas de oro a casa si es posible!

Voy a seguir haciendo eventos de la WSL, internacionales y nacionales. Espero también poder viajar a diferentes lugares y ser unos de los mexicanos que representaría el país en los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. Sería una gran meta, un sueño hecho realidad. Para eso estaré entrenando el doble, preparándome físicamente y mentalmente para llegar a mis metas. Y espero poder llegar a muchas cosas más en el surfing. Pero más que nada ser una persona humilde, ser feliz, y ser un buen ejemplo para mucha gente.

¿Cuál es tu ranking actual? Ya te proyectas en el WCT?

Mi ranking actual en la liga WSL es 245. No he hecho tantos eventos este año pero pienso terminar haciendo 8 eventos más de la WSL en el resto del año. Esperemos que cuente con el apoyo. Y más que nada, primeramente Dios, lograr obtener esos puntos para terminar en un buen ranking y poco a poco ir basándome para llegar al WCT, que es un sueño que he tenido desde que agarré mi primera tabla y que inicié a surfear básicamente. Es un sueño que tendré toda mi vida hasta que se haga realidad, estaré luchando. Me imagino en el WCT en los próximos 2 o 3 años máximo.

Con esta victoria, ¿Sientes mucha presión para los Juegos Olímpicos de 2020?

Si claro, ahora siento presión para los próximos años. Pero creo que lo más importante es superar esa presión, saber que todo va a fluir como tiene que fluir, mantenerme tranquilo, relajado. Y tenga lo que tenga que pasar, yo seguiré entrenando y creo que podemos lograr a obtener un puesto en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Me siento tranquilo y seguro de saber que todo es posible en esta vida.

Fotos Ben Reed y Sean Evans – ISA Surfing

Show Buttons
Hide Buttons