Ignacia Valdés, explorando los límites

La chilena Ignacia Valdes, 24 años de edad, es una de las pocas surfistas en el mundo que se atrevió a surfear la tan temida ola de Punta de Lobos con un megaswell y nada menos que junto al reconocido charger chileno Ramón Navarro, un sueño que pocos se pueden dar. Esto la convierte a Ignacia en una de las pocas chargers latinas, y sin dudas, una referencia y ejemplo para las próximas camadas. Tuvimos la oportunidad de comunicarnos con ella y que nos cuente un poco más sobre su vida.

¿Lugar de residencia?

Chile,  en Santiago de Chile de martes a viernes y Pichilemu de viernes a lunes.

¿Cuándo y dónde fue la primera vez que surfeaste?

En el norte, una playa que se llama Chigualoco, era un fin de semana familiar y mi hermano había traído un tablón medio machucado de Brasil, fue hace 5 años, me enamoré del mar.

¿Qué fue lo que te atrajo al mundo del surf?

El hecho de ser parte de otro mundo, rodeada de naturaleza y seres vivos que no fueran personas, la sensación de ser exclusiva al estar acostada sobre una tabla y un medio acuoso, mirando como avanza el mundo desde una perspectiva más lejana. Me encanta como sube y baja la curva de mi adrenalina, se que mis capacidades son insignificantes al lado de la fuerza del océano, por eso tengo claro que debo saber utilizar su potencia a mi favor y no llevarle la contra, siempre con mucho respeto.

Ignacia Valdés (21)

¿Cuándo fue la primera vez que corriste Punta de Lobos grande? ¿Cuál fue la sensación?

¡Julio del 2015!  Fue una experiencia inolvidable. Me había preparado para aquel swell, era un día frío y de poca visibilidad. Ingresé al mar con marea alta, el canal estaba impenetrable, me lancé igual y me golpeé contra una muralla de rocas, tanto yo como mi gun quedamos averiadas. En fin ya estaba en el agua y me propuse llegar hasta el point, remé más de un kilómetro contra corriente, ese fue un momento clave de meditación. Finalmente llegué al point, con los brazos y el cuello bastante apretados. Ahí se encontraban 5 personas del team Patagonia, uno de ellos era el legendario Ramón Navarro. Luego de unos minutos y de haber recibido la mejor energía de los otros surfistas, entró un set mutante, del cual varios tomaron las primeras olas, me quedé sola y vi entrar un mamut más grande que los anteriores, sin pensarlo y con mucha decisión me di vuelta y remé con todo…me paré y me fui, así de simple, una ola muy limpia, suave y bastante vertical, me di cuenta que era la más grande de mi vida (era de 5 metros aprox, hasta un poquito más). Los otros gritaban desde el jetski y yo explotaba de felicidad. Fue una experiencia muy gratificante, sentí que esa ola me había elegido y que tenía que saber aprovecharla, hace tiempo estaba buscándolo. Hoy en día todos me preguntan si tuve miedo, y la verdad es que no tanto, porque en varias ocasiones me había metido con el mar grande, probando mis límites y mis capacidades tanto físicas como mentales.

Ignacia Valdés (2)

Ignacia Valdés (22)

¿Tuviste alguna recomendación previa a correr semejante ola esa primera vez?¿Realizaste algún tipo de entrenamiento especial?

Soy kinesióloga y estoy descubriendo un camino ligado al entrenamiento, preparación y prevención de lesiones del surf de olas grandes, por lo que vivo preparándome para esto. El día de la marejada, sentados en el agua esperando la serie de olas, Ramón me indicó las coordenadas donde debía estar para realmente poder tomar esa ola, también me dio varios consejos sobre la ansiedad que me sirvieron mucho.

¿Qué otras mujeres corren Lobos cuando esta grande?

En las marejadas de este año, no he visto a ninguna (me encantaría tener alguna partner), pero me han contado que las hermanas Anderson se han metido grande, y que la Jessica participó en un Ceremonial hace algunos años.

Con poca experiencia en olas grandes, Ignacia, ya fue nominada para los Big Wave Awards de la WSL

¿Qué se siente estar en el lineup con chargers como Ramón Navarro? ¿Te aconsejan?

Me encanta, siento que tengo muchísimo que aprender y que puedo llegar muy lejos, solo hay que pensarlo, proponérselo y tomarlo con calma, cada instancia en el mar, este grande o chico, lo veo como una oportunidad de entrenar y perfeccionarme.

¿Cómo es la previa a un día de olas grandes?

Primero observar el comportamiento del océano, meterse al mar con el gun y sentir la relación de mi cuerpo con la tabla y de ésta con el mar y luego mentalizarse para el día siguiente, preparar las cosas necesarias (traje, guantes, botines, tabla, leash, cera, colación para el agua, termo con algo caliente entre otros) y por ultimo preparar el cuerpo, sesión de elongación, comida sana y descansar lo suficiente. En pocas palabras siempre hay que prepararse bien, pero los ingredientes secretos… son secretos.

¿Con que tablas corres? ¿Tu gun preferida?

Mi primera gun, y la única que tengo por el momento, es una flecha bastante delgada de medida 9´2 pies, me encanta y ya tiene sus victorias, aunque si quiero correr olas más mutantes, me falta pan.

Ignacia Valdés (9)

¿Qué otras olas grandes has corrido?

Una ola en Topocalma de 5 metros aproximadamente, pero esa no fue a remo, sino en tow-in. En el norte de Chile también me he metido gigante, pero no he corrido ninguna aún, es una ola rápida de beach break, el spot es muy parecido a Puerto Escondido, ahí sólo me ha tocado pagar grande y fuerte, lo cual también es importante, parte del asunto.

¿Chargers favoritos?

Paige Alms, Keala Kenelly, Shane Dorian, Carlos Burle y Nathan Fletcher (porque es un rockstar, tuve la oportunidad de conocerlo)

¿Tenes alguna ola que estés pensando correr? ¿Cual sería esa ola soñada?

¡Jaws! Me encantaría ir a conocerla bien y ojalá correr alguna de backside, sino alguna mutante que salga en Hawaii, la cuna del surf.

Fotos Surfbeats Radio y archivo personal de Ignacia Valdés

  • Show Buttons
    Hide Buttons