Miles de personas a lo ancho y largo de la Argentina se unen para pedir por la protección de nuestros océanos.

En un país donde su capital se construyó y desarrolló a espaldas del mar, algo maravilloso está sucediendo. Más de 20 mil personas se sumaron a la causa de “sin azul no hay verde” apoyando el proyecto para crear cinco Parques Nacionales Marinos.

La importancia de esta concientización es un enorme paso para la educación ciudadana. Para ejemplificar, los invito a hacer un simple ejercicio mental. Recreen en sus cabezas el territorio nacional. Ahora, que seguramente todos tengan un mapa casi idéntico ¿qué pasa si les digo que se están olvidando de un tercio de argentina? Esto es cierto. 36% de nuestro territorio es mar y en todos estos años venimos dándole la espalda.

Nuestro mar es uno de los más ricos del planeta. Pero solamente un 3% está protegido. Tenemos uno de los mares con más eco diversidad del mundo, pero 60 de sus especies se encuentran amenazadas. Además Cada año, entre 5 y 13 millones de toneladas de plástico acaban en los océanos del mundo por año. Estimaciones recientes, confirman que las cifras van en aumento y se espera que para 2050 la cantidad de plástico en los mares supere a la cantidad de peces.

Por eso Un grupo de once organizaciones de la sociedad civil de nuestro país, sobre la base de información científica, vienen pidiendo la creación de al menos cinco nuevas áreas marinas protegidas en aguas abiertas. Y la reacción de la sociedad es sorprendente.

#LaLigaDelMar que comenzó con un par de videos de personas para las que el mar es esencial en sus vidas empezó a viralizarse y cada día son más quienes se unen a esta causa.

Las áreas marinas protegidas (“Parques Nacionales Marinos” y otras figuras legales) ayudan a conservar en el largo plazo las formas de vida marina, los recursos naturales y los servicios que provienen del mar. Existen distintos tipos de áreas protegidas marinas; en algunas se permiten usos como la pesca de bajo impacto ambiental y en otras sólo se realiza investigación científica. Es importante que algunos sectores tengan protección estricta, sin usos extractivos, para proveer áreas de refugio para las especies vivas. En otros países se han encontrado evidencia de que las áreas protegidas más estrictas contribuyen a la restauración de pesquerías.

Contar con estas áreas sostiene las pesquerías y fuentes de empleo dándole refugio a las especies de peces y mariscos, de modo que se puedan reproducir y crecer y luego repoblar las zonas de pesca. Aportan al turismo ya que en el hábitat apropiado aumenta la posibilidad de avistar en las costas pingüinos, delfines, orcas, ballenas, lobos y elefantes marinos. Y permiten el estudio detallado de la biodiversidad.

Sabemos muy poco sobre la forma de vida de la mayoría de nuestras especies marinas y además se estima que hay muchas especies por descubrir. Algunas de dichas especies pueden tener características particulares que ayuden a descubrir sustancias útiles, como nuevos alimentos o fármacos.

Sumate a la #ligadelmar . Cuidemos de su hogar y del nuestro!

¿Como?👇
Subí tu foto con #laligadelmar y firmá en sinazulnohayverde.com
CONSERVAR ES PARA SIEMPRE 💙🐧💙
#sinazulnohayverde #sinocéanosnohayvida#parquesnacionalesmarinos #theleagueofthesea

Foto Mariano Sironi

  • Show Buttons
    Hide Buttons
    [%%LINKS%%]