Mona: Conectando con lo que ocurre debajo de la ola

Trajes de baño que vienen del fondo del océano para apoyar el cambio a un mundo sustentable

Una ola es la transmisión de energía en la materia, según la física. Para los que amamos el mar, además, una ola es una inyección de adrenalina, de vida y de despertar. Emocionalmente podríamos decir que una ola es una dosis de alegría. Pero alguna vez nos preguntamos.. ¿Qué pasa debajo de las olas? ¿Quiénes viven? ¿Qué hacen? Y más profundamente aún…¿Qué les estamos haciendo?

Esperar, verla llegar, elegir, remar, deslizarse y disfrutarla…¡Qué sensación única e increíble! Por esa experiencia vale la pena todas las horas de remadas e intentos fallidos.. el mar nos lava la mente y el alma, nos hace sentir que nuestros problemas son chiquitos…pero ¿Qué estamos haciendo nosotros por el mar?

Nacimos en un planeta donde vivimos del océano y la tierra, y por alguna extraña razón, sólo nos hacemos responsables y tenemos conciencia de la última de ellas. Hoy sobran imágenes de delfines con bolsas enredadas en su hocico y ballenas o tortugas que mueren por ingerir plástico. Más del 90% de los animales del mar tienen plástico en su estómago y probablemente sólo tengamos un pequeño porcentaje fotografiado de lo que está sucediendo ya que sólo conocemos el 5% del océano.

El plástico puede durar hasta 100 años en degradarse. Por más que vivamos lejos del océano la basura termina en el mar, sea por el viento, porque llega de los ríos, o porque cae allí. ¿La buena noticia? Podemos cambiarlo. Cada vez que vamos a la playa podemos traer al menos tres cosas que veamos tiradas. Podemos empezar por dejar de usar plásticos de un solo uso, como las bolsas descartables, las pajitas/popotes o los cubiertos de plástico, etc.

El mar no es sólo nuestra casa, sino que convivimos con cientos de especies que merecen vivir tranquilos y disfrutar de las olas tanto como nosotros. Desde Mona, después de buscar la mejor forma de hacer nuestros trajes de baño, nos dimos cuenta que queríamos colaborar con esta causa. Queríamos ir un poco más profundo que la superficie del mar y devolverle al océano al menos algo de todo lo que nos da.

Después de investigar, encontramos la posibilidad de hacer los trajes de baño reutilizando residuos que terminaron en el mar. Principalmente reciclamos redes de pesca de plástico que acabaron en el océano “accidentalmente” y las usamos para crear la fibra de nuestros productos.

Para hacer nuestros Mona Swimwear, buceadores de todas partes del mundo recogen las redes de pesca que quedan en el mar junto con otros desechos plásticos y las envían a una fábrica en donde pasan por un proceso de depuración y reciclado. El resultado es una fibra de nylon completamente virgen que se convertirá en la tela para nuestros vestidos de baño. Esta tela tiene exactamente las mismas características que cualquier otro nylon, con la diferencia que proviene del fondo del océano.

Si estos desperdicios de plástico permanecerían en el mar, además de contaminarlo, pueden ser un riesgo para los animales marinos y las aves costeras ya que lo pueden confundir con alimento e ingerirlo, o quedar enredados en ellas.
Cuando empezamos a informarnos sobre esta posibilidad enseguida nos dimos cuenta que no iba a ser el camino más fácil ni ágil, pero después de tantas risas y alegrías compartidas en el océano no podríamos hacerlo de otra forma. Así como cada vez que vemos basura en la playa no podemos cerrar los ojos. Creemos en un mundo de conciencia y respeto donde todos podemos aportar nuestro granito de arena desde cualquier actividad ¡Las opciones para proteger el océano son infinitas! ¿Te sumas?

www.wearemona.com
Instagram @wearemona

Notas Relacionadas

Show Buttons
Hide Buttons