WoodTrip, de Argentina a Alaska – Quinta Parada: Ecuador – Hermanos Zhañay

WoodTrip, de Argentina a Alaska – Habiendo cruzado a Ecuador desde Peru, las expectativas eran grandes, ya que desde Chile venia surfeando puras izquierdas y siempre con el wetsuit puesto. Ecuador prometía lo opuesto. Agua caliente y puras derechas!

Un argentino que había viajado junto a tres amigos desde Estados Unidos hasta nuestro país, me había recomendado pasar por Playas, que según el era el “paraíso de las derechas”.  No hicieron falta muchos más argumentos para convencerme.

El lugar en cuestión se llama General Villamil y queda a unos 150 kilometros de Guayaquil, y se accede por una ruta en muy buen estado. Nos instalamos en un pueblo a unos 15 kilometros de ahí, en puerto Engabao. Estacionamos el auto afuera del Sufrer Shelter Hostel, en donde pasamos casi un mes conviviendo con su linda familia.

Ahí fue donde conocí a Jimmy y a Milton Zhañay. Ellos dos son shapers especializados en tablas de madera balsa, en donde tiene una trayectoria de más de 30 años y exportan sus tablas a Europa. Yo estaba muy intrigado en conocer y ver el proceso que lleva hacer una tabla de este tipo y sentía que se podía aplicar algo de eso a una alaia.

catu-silva-3
“Esta es la historia de una familia que los une la madera. Cada uno fue aprendiendo del otro, y hoy son referentes en lo que hacen. No fueron los primeros ni serán los últimos. Paradójicamente son más reconocidos en el exterior que en su propio país. De un pedazo de madera balsa ellos pueden hacer las mejores tablas de surf, y por una de esas casualidades de la vida y de este viaje, íbamos a hacer juntos las primeras alaias en Playas”, los hermanos Zhañay.

Charlando sobre la vida, el surf y tablas, Jimmy me propuso hacer juntos unas alaias de madera balsa, ya que hacia tiempo quería hacer una y por una u otra razón no la había hecho. Por esas cosas del destino, se me había presentado una oportunidad inmejorable!

Sin dar muchas vueltas, me fuí a su taller para organizar como íbamos a encarar este proyecto. Lo primero que hicimos fue ir a lo de Afro, su cuñado, quien se encargaba de armar los blanks de madera. Seleccionamos y cortamos unos palos de madera balsa y unas tiras de madera roja para las almas y para agregarle a la punta y a la cola. Este era el primer detalle y tecnica que íbamos a trasladar de las tablas de balsa a las alaias de balsa. Ademas del detalle estético, le iba a agregar dureza a la uniones entre las tablas, la cola y punta. La balsa a diferencia del kiri, es mas flexible y corría el riesgo de quebrarse.

catu-silva-7

Una vez encolado los blanks, marcamos, cortamos y lijamos el outline. De ahí volvimos al taller de los Zhañay para emparejar la superficie de la tabla y empezar a marcar los cantos y definir como íbamos a hacer las tres tablas. Decidimos que la primera iba a ser con un cóncavo en V y con los rieles mas redondeados. La idea era respetar la forma original de este tipo de tablas.

Para para la segunda y tercer tabla, decidimos experimentar con un doble cóncavo, al estilo murciélago. A los rieles de estas tablas los llevamos un poco más afuera en la parte de la cola y los redondeamos más para la punta. Con este doble cóncavo buscábamos tener un poco mas de control sobre la tabla, ya que el agua fluye por estas canaletas y te permite un mejor agarre sobre la ola. En la cuarta hicimos un modelo mas chico y redondeado en la punta y la cola, en donde los rieles van redondeados hacia arriba, para que la tabla tenga mas capacidad de giro sobre si misma.

catu-silva-9

Cepilladas y lijadas todas las tablas, pasamos al laminado. Andy, su sobrino fué el encargado de este paso necesario para que la madera no absorbiese agua, y con esto ganara más flotabilidad.
Una vez que terminamos con eso las pulimos, y el resultado final supero ampliamente mis expectativas! No solo las tablas quedaron lindas a la vista, el shape quedo impecable! La precisión con la que trabajan estos dos hermanos refleja la dedicación y pasión que tienen por lo que hacen hacen.

Probamos las tablas al otro día, no en las mejores condiciones, pero pudimos comprobar varias cosas. Primero que el laminado ayuda mucho a la flotabilidad de la tabla, y esta a la remada. Por otra lado, la madera balsa es mas liviana y flexible, lo que ayuda a que la tabla sea más rápida en las maniobras.

catu-silva-1

No me quedan dudas que a partir de ahora en Playas se van a empezar a ver muchos tipos y experimentos con Alaias. Estos dos nuevos amigos que me cruzó el destino realmente saben lo que hacen, y me alegra mucho haber podido compartir esta experiencia con ellos.

Seguí a los hermanos por instagram:

@zhanaysurfboardsco
@surfengabao

Seguí el WoodTrip por:

Facebook: www.facebook.com/whmuebles
instagram: @wood.trip
web: www.woodtripblog.com

  • Show Buttons
    Hide Buttons