Woodtrip, De Argentina A Alaska – Segunda Parada: Santiago de Chile

WoodTrip, de Argentina a Alaska, es la columna del argentino Catu Silva, creador de Woodhead, en la cual nos irá contando de su viaje a través del continente. En la misma conoceremos nuevos lugares que irá explorando con sus Alaias y veremos a un artesano de la madera llevando a la ruta lo que sabe hacer. En este segundo episodio nos cuenta su paso por Santiago De Chile con laminación de nuevas Alaias.

Buchupuero, Punta Lobos y Puertecillo, habían quedado atrás y con eso algunas de las mejores olas de Chile. Instalados en Santiago en lo de unos amigos, disfrutamos durante un par de semanas la comodidad que te da una casa, un buen baño y una cocina. Pero si hay algo que venimos aprendiendo en el viaje, es que una vez que logras acomodarte en un lugar, viene la incomodidad de tener que dejarlo para encontrar otro. El desafío y la aventura, se trata de ir viviendo con esa incertidumbre constante.

En este caso nos tocaba encarar para el norte, hacia Viña del mar. Pero el día que decidimos salir, la dirección del auto nos tembló cual terremoto chileno, y tuvimos que pegar la vuelta a la ciudad. Frustrados y decepcionados, fuimos a un mecánico para que nos arreglara la dirección.  A los dos días ya lo tenía listo. Pero para nuestra sorpresa nos cobró mucho más de lo que nos imaginábamos y alcanzamos a pagarlo con nuestros últimos ahorros que nos quedaban. Estábamos literalmente con 20 dólares encima ¡Ese era todo nuestro capital!

Estando en Santiago había contactado a un local de surf para ofrecerle las dos alaias que había hecho en Pichilemu, y me habían contestado que pasara a mostrárselas. Siendo nuestra única opción para generar un poco de efectivo, fuimos directo para allá. Nos recibió el dueño del local Quiver, Ignacio Cerda, quien es también el shaper y dueño de la marca Millalobos Hand Craft.

WoodTrip (2)

Después de mirar un rato las tablas y sin pensarlo mucho, me ofreció comprarme las dos! Yo no podía creer la suerte que estaba teniendo! Y para seguir mejorando la situación, me ofreció que lamináramos juntos una alaia. Cosa que nunca había hecho, y no había probado o visto como quedaba en una tabla.

Entrando en su local, bajamos a un subsuelo a donde tiene una sala muy prolija de shape. Ahí mismo desarrolla un programa llamado el Shaper Studios, donde dicta cursos abiertos de shape. Y la gente que los toma, puede usar el espacio para crear sus propias tablas después. Lo que busca es crear una comunidad de amantes del surf y compartir experiencias entre ellos.

Durante el laminado de la tabla usamos todos productos orgánicos, que hacían mas fácil el procedimiento, ya que no eran tóxicos. En este tipo de situaciones sirve y ayuda mucho poder mirar o observar como trabaja el que realmente sabe. Asique me enfoque es hacer eso.

La tabla quedo impecable a la vista, y yo creo que el laminado ayuda a que la madera no absorba agua y a darle mayor una rigidez. Al ser de álamo, esta técnica podría serle de gran beneficio, ya que ese tipo de madera es medio permeable y no trabaja muy bien con el agua. Lo único malo es que no pude probarlas en el mar! Será en otra oportunidad!

Facebook: www.facebook.com/whmuebles
instagram: @wood.trip
web: www.woodtripblog.com 

  • Show Buttons
    Hide Buttons