WoodTrip, de Argentina a Alaska – Sexta Parada: Colombia

WoodTrip, de Argentina a Alaska – Colombia se asomaba como un destino incierto. Nos habían hablado mucho sobre la hospitalidad de la gente y sus paisajes increíbles. Sabia con exactitud que las tablas iban a quedar bien guardadas en el Jeep, ya que me habían aconsejado no ir a la costa del pacifico en busca de olas. La razón principal era la dificultad para acceder a las playas, ya que no cuentan con buenos accesos, y por el estado del auto decidí hacer caso a esos consejos.

Asumí entonces que ni iba a volver a ver el mar por los próximos meses y que era mejor aprovechar esta oportunidad para conocer el país “tierra adentro” , hacer un poco mas de turismo convencional.

Nuestra llegada a Colombia fue un tanto traumática. Los últimos kilómetros que hicimos desde Ecuador fueron una tortura. Apenas subimos desde la costa ecuatoriana hacia la sierra, el auto empezó a fallar, y tuvimos una serie de inconvenientes fatídicos que terminaron con la pinchadura de un neumático y la perdida de la tapa del motor ¡A solo unos metros de la frontera con Colombia!

Como toda desgracia que ocurre en el viaje, siempre existe una solución, y atrás de esa solución una catarata de cosas positivas. Un argentino se contacto con nosotros y nos pasó el dato de un grupo de colombianos que pertenecían a un club de 4×4 . Inmediatamente se ofrecieron a ayudarnos con todo lo que necesitáramos.

Ni bien llegamos a Pasto,este grupo de gente autodenominado “Territorio Galeras” vino a nuestro rescate, y lo que pasó después fue una muestra de la calidad humana que el colombiano lleva en su ADN. Nos adoptaron como amigos del grupo y nos ayudaron con todo lo necesario para arreglar el auto (comprar cuatro cubiertas nuevas, cambiar el embrague y los amortiguadores), y entre medio de las visitas mecánicas, nos llevaban de un lado a otro para que probáramos la comida típica del lugar.

A través de ellos nos hicimos amigos de gente en Cali, donde nos dieron una mano enorme para poner a punto el Jeep. Nunca nos esperábamos tanta buena onda y tanta hospitalidad de la gente. Cuando creíamos que ya nos habían ayudado lo suficiente, siempre aparecía alguna forma en la que nos colaboraban con algo más.

Colombia es un destino muy particular. Tiene para hacer de todo. Nosotros hicimos un recorrido por los pueblos mas pequeños y entramos en alguna ciudad, pero lo que más nos gusto fueron su diversidad de paisajes y cercanía con la naturaleza. Las montañas, los ríos, los valles, el bosques, la selva y mar, se funden entre si, y poder acampar sobre estos lugares fue una experiencia única.

Hacia principios de febrero llegamos a la costa del caribe, apurando el último tramo para encontrarnos con mis padres que venían de visita. Un año y dos meses sin verlos era demasiado y la ansiedad por que llegaran era cada vez más grande.

Mientras esperábamos su llegada pude surfear algunas olas cerca del parque tayrona. Hay un par de beach breaks interesantes y olas que se forman en las desembocaduras de los ríos que bajan desde las sierras nevadas. El entorno muy lindo y una temperatura de agua optima. Me sirvió para sacarme un poco las ganas y prepararme para lo próximo en venir, Centro America!

El cruce hacia Panamá hay que hacerlo por barco, mandando el auto en un contenedor, porque no hay ninguna ruta que una a Colombia con Panamá. El costo de hacer esto es muy alto y para poder juntar la plata y hacerlo hicimos un proyecto para poder mandar a Buenos Aires varias cosas que venimos produciendo en el viaje para venderlas. Y con eso financiarnos el cruce. Para los que quieran ayudarnos y colaborar con nosotros pueden entrar a nuestro blog en la sección de “Apoyo al Viaje”. Ahí pueden encontrar las diferentes cosas. (www.woodtripblog.com)

Con esto se termina una etapa. Y eso significa dejar nuestro continente atrás y embarcarnos a tierras desconocidas. También dejamos a todos los amigos y familias que nos recibieron y nos ayudaron a lo largo del camino, que son sin dudas la parte más linda del viaje.

Confiamos en que las cosas van a seguir saliendo bien y en que esta elección de vivir viajando es mejor decisión que pudimos tomar.

Seguí el WoodTrip por:

facebook.com/whmuebles

Instagram: @wood.trip

woodtripblog.com

  • Show Buttons
    Hide Buttons